Fresh Food

Cómo comer sano y no morir en el intento

¿Tú también estás en la fase de cómo comer sano y no morir en el intento?. Yo lo estoy intentado. No soy ninguna experta en nutrición y no es fácil aplicarlo en muchas ocasiones.

Es muy complicado escapar de Matrix (como llama al entorno que vivimos el realfooder @calosriosq a quien sigo en Instagram). Con todo este bombardeo o moda por lo saludable que sufrimos ahora yo me he preguntado, ¿pero en realidad de qué estamos hablando? . Una dieta no saludable provoca obesidad, enfermedades cardiovaculares, diabetes, enfermedades respiratorias, reducción de la inmunidad del organismo, cáncer, alteración el desarrollo físico y mental y reducción de la productividad del individuo, entre otras.  Y me ha entrado el tembleque. ¡Todo esto no es por estética es por salud!.

A mí lo que me hizo reaccionar fue mi hijo pequeño enfermo de los bronquios hasta los tres años y mis periódicas visitas al neumólogo. ¿Por qué hay tantos niños con ese problema ahora? Un familiar médico me comentó que era por la industria alimenticia y nuestra dieta actual. Realmente no aplicamos correctamente la dieta mediterránea de la que alardeamos tanto. Cada uno tiene sus razones. ¿Cuál es o va a ser la tuya?

Productos comprados en mercados o directamente del productor

Lo más importante, y por donde comencé, fue incrementando el consumo de productos frescos en nuestra dieta diaria. Para ello lo recomendable sería comprar directamente del productor, pero muchas veces los costes de transporte lo encarecen demasiado, así que yo he optado por ir a un mercado de barrio.

Mercado

Primer problema: el tiempo. Como mamá trabajadora ando escasa de tiempo. Así que he ido consiguiendo el teléfono de diferentes puestos que cubran todos los productos. Me traen el pedido a casa o paso a recogerlo cuando esté listo. Además te recomiendan qué comprar, incluso dándote la receta de la mejor forma de cocinar sus productos. Esto no tiene precio.

Lo que si compro directamente de un productor es la carne de ternera. Lo hacemos a CASA GUTIER de Toledo. Es increíble el sabor de su carne de ternera rica en Omega 3. Sus vacas están sueltas en el campo. Te hace tu pedido a medida y te lo traen a Madrid a casa.

Por último también tomamos pan fresco cada día gracias a un panadero que nos lo trae a casa. Nos hemos pasado a la masa madre que combinamos con pan integral. Los desayunos son ahora pan con aceite así que en casa se consume bastante pan. Nos encanta.

Productos no frescos lo menos refinados posible

En cuanto a los productos no frescos, incluyo todo lo envasado aquí, yo combino el supermercado físico y la compra on-line según el tiempo que tengo. Hay que leer siempre las etiquetas  y descartar los productos procesados. Una regla que me ayuda con esto es no comprar los alimentos que tengan más de cinco ingredientes.

Supermarket

Yo compro la leche, yogures y huevos ecológicos. La pasta, arroz y harinas también integrales. Nada de azúcar blanco, nada de zumos ni batidos, nada de cacao soluble, el chocolate con más de 70% de cacao y frutos secos naturales no fritos. Ya somos conscientes que el embutido no es saludable y estamos intentando bajar su consumo. Y por supuesto nada de bollería industrial. En casa hacemos bizcochos y galletas pero de forma ocasional ya que es un dulce. Además los ingredientes deben ser saludables. Si no es lo mismo que evitas comprar en la tienda con encima tu tiempo y trabajo. Y por supuesto usamos únicamente aceite de oliva virgen extra, el cual compro en Amazon.

En el blog de Boticaria Garcia yo encuentro muchos consejos sobre nutrición. Creo que lo que necesitamos es información para saber lo que es es o no saludable y obrar en consecuencia.

Hacer menús semanales

Mis niños comen en el colegio todos los días.  Cuadro las cenas con el menú escolar para que los pobres no repitan. Además lo utilizo, ya que es variado y saludable, como guía para elegir la comida de los mayores.

menu

Para hacer mis menús semanales me inspiro en los menús que blogueras como Webos Fritos por ejemplo y de vez en cuando voy  a algún taller de cocina para sacar ideas. Los últimos que he estado han sido de LoveGreenLoveFood que recomiendan platos muy sanos riquísimos y de Cristina Ferrer llamado  “Como comer saludable todos los días”. En este último se recomendaba para que los menús no se volvieran aburridos hacer un par de recetas nuevas al mes y si gustan incorporarlas al recetario familiar como habitual. Me pareció una idea fantástica.

En mi casa todos comemos lo mismo. No hay comida de mayores ni de niños. Estoy descubriendo el mundo de las especias que hacen que cualquier ensalada o verdura, o incluso carne o pescado tenga unos sabores muy sabrosos y diferentes. Hemos empezado a votar si nos gustan los platos de la comida todos los días y tengo que decir que tengo muy buenas notas últimamente.

Hace unos días me decía una compañera de trabajo que vivimos por modas. Y quizás tenga razón. Reconocimiento, comer sano, hacer deporte, cuidarse. Además de la rutina queremos más. Pero yo lo enfoco como una tendencia  positiva. Es bueno para nosotros aunque nos complique la vida. Nos hemos dado cuenta que nosotros también tenemos capacidad de elegir y de ser creativos, y para eso el cuerpo tiene que estar bien. La salud es nuestro bien más preciado y hay que hacer todo lo posible que esté en nuestra mano para mantenerla.  ¿No crees? Y así se lo estamos transmitiendo a las nuevas generaciones.

6 Comments

    1. Muchas gracias Lourdes. Que chulo. Voy a compartirlo en Instagram para que llegue a mas amigos si te parece bien. Gracias, gracias por aportar tu comentario. Un abrazo.

    1. Gracias a ti por leerme. Poco a poco entre todos conseguiremos cambiar las cosas que no hacemos bien ahora. El primer paso es ser conscientes así que no dejes de compartirlo también tú con tus conocidos. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *