london

Londres en navidad con la familia (I)

Londres es una de las ciudades más espectaculares del mundo y la tenemos sólo a dos horas en avión desde España. Es un destino fantástico por la enorme oferta de planes a hacer según gustos y bolsillos. En las fechas navideñas además se engalana y se vuelve todavía más especial. Las luces navideñas las encienden sobre el 21 de noviembre y están hasta el 5 o 6 de enero.

Os paso a contar los doce días de vacaciones que hemos pasado allí mi familia y yo recientemente aprovechando las vacaciones escolares. Detallo los planes que hacíamos cada día, siempre teniendo en cuenta que íbamos con niños y no siendo demasiado ambiciosos. En casa, el viajar con la familia lo concebimos como  un tiempo en el que disfrutamos todos, de vacaciones, descanso, desconexión, y para eso las prisas y los niños son una mala combinación. Si vamos a algún sitio nunca es un viaje espress  y nos tomamos nuestro tiempo para vivir el lugar al que vamos.

Londres tiene fama de ser una ciudad cara, y confirmo que lo es. Pero si se logra buen precio en logística y alojamiento, el coste no se dispara pues ya simplemente paseando por la ciudad se disfruta muchísimo.

En nuestro caso compramos los billetes con toda la antelación que pudimos y hemos alquilado un  apartamento en Zona 2 que estaba a sólo una media hora del centro (Zona 1) en transporte público. Esto nos permitía poder desayunar y cenar en casa. Había supermercados cercanos donde comprábamos lo que necesitábamos. A medio día nuestra comida era algo ligero y que además en muchos casos llevábamos preparado desde casa. Aunque si un día nos ha apetecido comer en algún restaurante también lo hemos hecho. Otra opción de alojamiento más económico que un hotel es un hostel. Por ejemplo están muy bien los de Wombats para ir en familia.

Previo al viaje compré también varias guías. Mis favoritas son las de Lonely Planet. Que nos han sido de mucha utilidad a la hora de planificar qué visitar. Además mis niños no aguantan las visitas guiadas porque suelen durar varias horas. Por ello tener un poquito más de información sobre lo que estás visitando hace que todos lo disfrutemos más y aprendamos juntos.

Día 1 : Ruta por West End

Trafalgar Square, St James’ Park, Buckingham Palace, Green Park, Piccadilly St, Regent St, Piccadilly Circus, Leicester Square, Chinatown y Soho.

Ruta caminando a nuestro ritmo incluyendo las paradas técnicas necesarias para ir al baño o para tomar chocolates calientes, ya que hace frio en estas fechas. Mercados navideños en las plazas con puestos donde comer y comprar adornos de navidad, conciertos navideños espontáneos en la calles, todas las tiendas y restaurantes decorados, todo el mundo deseando los mejores deseos para estas fechas. Pasear y pasear, es la mejor manera de conocer y disfrutar esta ciudad.

Día 2: Ruta Orilla Sur del Támesis

Torre de Londres, Tower Bridge, Ayuntamiento, barco HMS Belfast, el Shard, Galerias Hays, Mercado de Borough, Catedral de Sauthwark, Shakespeare Globe, Museo Tate Modern, Millenium Bridge y Catedral de St Paul.

De nuevo hemos paseado entre puestos de navidad y artistas callejeros de la orilla sur del río Támesis. Hemos comido en el Mercado de Borough donde hay mucha oferta de comida y productos artesanales. Después teníamos entradas para el espectáculo de navidad en el teatro de Shakespeare Globe. Ha sido magia pura. Hemos cantado villancicos, decorado juntos el teatro con adornos y hasta nos han echado nieve artificial encima. Para reponer fuerzas y entrar en calor, ya que el teatro era al aire libre, hemos subido a la planta nueve del museo Tate Modern, donde hemos tomado un chocolate caliente viendo el skyline de Londres al anochecer. Precioso. Y finalmente hemos cruzado el Millenium Bride ya de noche pudiendo ver la Catedral de St Paul iluminada y su bonito árbol de navidad gigante.


Día 3: Ruta South Bank

Westminster Abbey, Big Ben, Houses of Parliament, Council Hall, London Eye, Southbank Center, Queen Elisabeth Hall, Oxo Tower y Waterloo Station.

Subir a la noria del London Eye es un plan a hacer sin duda si uno viene a Londres. A tener en cuenta que es bastante caro (144 Euros una familia de dos adultos y tres niños) y dura sólo media hora.  Eso sí, no apto si tienes vértigo.

Ambientazo en la orilla del Támesis de Southbank a pesar del frio con artistas callejeros, puestos de comida internacional y adornos de navidad con gente súper diferente de todas las razas, culturas y modas imaginables.

Aunque no estaba en ruta desde la estación de Waterloo, como llevábamos todo el día al aire libre, nos acercamos a Knightsbridge (junto a Hyde Park). Allí hemos visitado los famosos almacenes Harrods. Cada uno de mis niños pidió comprarse una versión del famoso osito y yo ya tengo unas cajitas de té que voy a disfrutar mucho de vuelta en casa. El edificio por dentro es puro lujo incluso en su arquitectura. Este es un plan también a no perderse. Si se organiza a la vez que la visita de Hyde Park está más a mano.

Día 4: La City y Covent Garden.

La City, el centro financiero de Londres, es impactante tanto por su belleza como por la dimensión de los edificios. También es toda una experiencia cruzarse mucha gente vestida con traje yendo de un lado a otro a toda velocidad y conocer los motes por los que se conocen algunos de sus edificios junto con sus anécdotas.

Ya una vez en la zona de Covent Garden el plan fue callejear por la zona, descubrir tiendecitas y galerías de arte, pasear entre los paneles luminosos de musicales, entrar en el Apple Market, ver el árbol de navidad gigante de la Piazza, ver los espectáculos callejeros y comer en uno de sus restaurantes. Ha sido un plan  precioso disfrutando así de  la decoración navideña de esta parte de la ciudad.

Día 5. Regent’s Canal y Victoria Park.

De nuevo pasear y pasear. Siempre hay gente paseando o haciendo deporte por el canal. Gentes de mil nacionalidades como es la población de Londres. En las orillas de este canal están sus  casas flotantes y edificios rehabilitando antiguos almacenes o de nueva construcción cada cual más original o con más encanto.

Londres cuenta con numerosos parques de gran extensión por los que es un placer pasear. Nos hemos acercado al de Victoria Park, donde hemos visitado su famosa pagoda china y los peques han intentado tocar alguna ardilla sin éxito. Son realmente rápidas. Nos hemos reído mucho.

Día 6. Ruta Piccadilly

De nuevo en la zona de West End se encuentran calles comerciales muy famosas como Piccadilly Street, Regent Street y New Bond Street, donde aunque sea simplemente hacer “window’ shopping” es todo un espectáculo. Y en navidad con toda la decoración es una preciosidad.

Nos hemos acercado a visitar la famosa  juguetería de Hamleys en Regents Street donde mis niños se han vuelto totalmente locos en sus siete plantas llenas de juguetes. Especialmente en la sección de Harry Potter, en la planta -1, donde han salido encantados cada uno con la varita mágica de su personaje favorito después de que los papás pasáramos por caja.

Evitando las grandes cadenas típicas que ya tenemos en España, y un poco por casualidad hemos entrado en una preciosa casa victoriana donde está la tienda para niños de la marca americana de Abercombie&Fitch en el 3 Savile Road. Ha resultado que esta casa es también conocida como “Último Beatles” y es donde los Beatles dieron su famoso concierto en el tejado. La escalera estaba llena de murales preciosos. Ha sido toda una experiencia comprar allí. Esto es lo que tiene Londres, que te dejas llevar y todo tiene su historia y todo es una aventura.

Continuará……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *