Consejos para organizar tu trastero

Con la idea del “por si acaso” acumulamos muchas cosas que no necesitamos. Quien tiene trastero ya tiene la excusa perfecta. Pero también llega un momento que el trastero se convierte en inmanejable. El consejo principal con el que tu trastero estaría organizado es: “deshazte de todo los que no utilices o preveas no vayas a utilizar en  un plazo de cinco años”.

Cuando digo»deshazte» lo mejor es dale una segunda vida. No quiero decir tirar a la basura sino venderlo o bien donarlo para que se siga utilizando. Webs como Wallapop te ayudaran. No tiene sentido que esté en tu trastero pasándose de moda o deteriorándose, además de ocupar espacio y generarte trabajo el tenerlo mínimamente ordenado.

Si necesitas motivación te recomiendo veas unos capitulos de Marie Kondo, una japonesa muy ordenada  que piensa que todos vivimos en Japón. Te entrará la fiebre del orden. Te lo aseguro.

Pero qué cosas tienes en un trastero o qué trastos tienes. Vamos a repasar los bloques y consejillos a seguir:

Equipación deportiva

Si no prevés utilizar cierta equipación deportiva de nuevo deberías deshacerte de ella. Es verdad que siempre está flotando la idea de poder necesitar usarlo en el futuro o que alguien de tu familia lo use. Cuando indico “familia” me refiero a tu núcleo familiar, primera y segunda linea de consanguineidad, no al sobrino de tu primo segundo.

Lo que no tiene sentido es guardar lo que sea de tus niños y se les haya quedado pequeño. Esto sí que no le vas a dar más vida útil y debería de salir de tu trastero o de tu casa. Dale una segunda vida.

Ropa de bebé y juguetes

Tus hijos no le van a poner a sus hijos la ropa que tú les ponías a ellos. Ni tu sobrina de quince años cuando sea madre dentro de otros quince le va a poner esa ropa a sus niños, por mucho que sea de muy buena calidad. Lo que yo he hecho es hacer una caja a cada uno de mis niños en la que pongo cosas que son especiales para ellos, como el traje de su bautizo, su primer pijama, sus primeros zapatos, un juguete con el que jugaron mucho, etc. Una especie de caja del tiempo. Pero lo demás fuera.

Muebles

Estos suelen ocupar mucho y hay un mercado de segunda mano muy interesante. Mi consejo es no meterles en el trastero, sino según salen de la casa deshacerse de ellos salvo que preveas un cambio cercano en el que vuelvas a necesitarlos. Si los metes en el trastero acabas almacenando dentro de ellos si son armarios  y tendrás más trastos todavía.

Documentación en papel

Cada seis meses haz una limpia. La regla sería deshazte de los papeles de más de cinco años. No tiene sentido guardar una factura de la luz de hace diez años. Incluso para la Hacienda Pública todo prescribe pasados cinco años, tú no eres un archivo. Si algo lo consideras importante y es antiguo también lo puedes escanear y desahacerte del formato papel.

Fotos en papel y libros

Las fotos en papel mejor tenerlas a mano para poderlas disfrutar. No las guardes en el trastero. O bien ten una cajita o bien, si son muchas, una idea es meterlas en álbumes para así poderlas mirar de vez en cuando. A mis niños les encanta mirarlas.

Igual con los libros. Los que no tengas en casa con fácil acceso deshazte de ellos. Da la oportunidad que otros los lean.

Repuestos de la casa y herramientas

No queda más remedio que tenerlo. Intenta tener las herramientas en una única caja para encontrar siempre lo que necesites, si es que lo tienes. Y ya sabes la ley de Murphy, si tienes baldosas extras de la cocina la baldosa que se te romperá será la del baño, para la cual no tienes repuesto. Pero aquí el “por si acaso” es de vital importancia.

Maletas

Las maletas siempre ocupan mucho espacio. Si eres afortunada y tienes trastero sin duda es mejor tenerlas ahí. Pero incluso el trastero también tiene una capacidad limitada. Una idea para optimizar espacio es meterlas una dentro de otra, si caben, o usarlas para almacenar otras cosas como los adornos de navidad.

Adornos de navidad

Sé que hay gente que tiene a los Reyes Magos colgados trepando hacia su ventana hasta agosto, pero si no eres de esos mejor meter todo en una caja a principios de enero y si tienes trastero guardarlo ahí. Todo junto, a ser posible, para que no vuelvas a comprar más adornos el próximo año, cuando ya tienes cientos, pensando que se han roto el año anterior pero realmente están perdidos en el caos del trastero.

Ropa otra temporada

Si no tienes maleteros en tus armarios y no te sobra el espacio y puedes tenerlo en tu trastero adelante, pero cada temporada haz limpieza para que lo que suba y baje no sean cosas que no te pongas. Si no te has puesto algo en todo el verano no lo vayas a guardar para el próximo verano. Dónalo a alguien que sí lo vaya a usar. No acumules.

Y si aun así, después de estos consejillos, hay cosas de las cuales que no puedes deshacerte por tema sentimental haz un paso previo. Mete este grupo de cosas juntas en una caja. Espera dos años  y si no  has abierto en ese tiempo la caja deshazte de ella sin pensarlo más. No hay cabida para más excusas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *